1 comentario

Víctor Amela


“Mi intención es conocer a la persona que hay detrás del personaje”

 

Ariadna Fructuoso

Víctor M. Amela (Barcelona, 1960) Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UAB, inició su carrera como periodista en La Vanguardia. Actualmente colabora en RAC1, ArusCity y dirige La Contra de La Vanguardia junto a Imma Sanchís y Lluís Amiguet.

Podríamos empezar haciendo la entrevista sobre la entrevista, ya que te dedicas entre otras cosas, a dirigir La Contra junto a Imma Sanchís y Lluís Amiguet. ¿Cómo surge la idea de La Contra?

Surgió en el año 97. Un verano, en el que Margarita Riviere, que hacía una pequeña entrevista en la contraportada de La Vanguardia, tomó vacaciones. Entonces, el director de La Vanguardia, Juan Tapia, le propuso a Imma Sanchís si quería encargarse durante el verano de esas entrevistas.  Imma accedió, aunque decidió cambiar el formato. A diferencia de las que hacía Margarita Riviere, Imma pensó en una entrevista más grande, de una página completa. Para que no fuera tanto trabajo, le propuso participar a Lluís Amiguet. Éste accedió y me introdujo también a mí. Durante ese verano, entrevistamos a gente que nos hacía ilusión, gente que admirábamos, personajes divertidos… Es el caso de Antonio Gala, Lina Morgan , Mario Vargas Llosa..  Decidimos que haríamos las entrevistas distintas a como se habían hecho hasta entonces. No queríamos una entrevista seria, soleme, sino que buscábamos un formato más ligero, chispeante. El proyecto tuvo mucho éxito y varios lectores escribieron felicitándonos. Entonces, al final del verano, Juan Tapia nos dijo que a partir del enero del año siguiente, nuestra  entrevista se convertiría en una sección fija, para todos los días del año. Hablando entre nosotros decidimos que le llamaríamos La Contra y que haríamos preguntas breves, originales y buscaríamos la cara oculta del personaje.

Cuando entrevistáis a los protagonistas parece como si quisierais transmitir al lector la manera que tiene esa persona de ver el mundo. En tu caso, ¿cómo enfocas las preguntas? ¿Qué quieres descubrir de esa persona?

Pienso en lo que le interesaría saber a mis amigos, a la gente que conozco, al lector que me imagino… Con todo eso voy haciendo un cuestionario de preguntas, con las que después me guío para descubrir la actitud de esa persona frente a la vida, la razón de sus actos y el punto de vista que tiene respecto a lo que le rodea. Mi intención es conocer a la persona que hay detrás del personaje.

Entiendo que este trabajo es muy personal. ¿Tienes un equipo o trabajas solo?

Trabajo solo, quiero trabajar solo y me gusta trabajar solo. Para hacer una entrevista lo mejor es quedarse a solas con uno mismo, preguntarse cómo abordar al personaje, qué quieres de él, qué te gustaría que te confesara.

Hablemos de la revolución digital. Cada día los diarios pierden lectores. Las nuevas generaciones no están acostumbradas al papel. Somos totalmente digitales. Algunos dicen que la prensa escrita está condenada al fracaso. ¿Cuál es tu opinión respecto a esto?

Yo me imagino que seguirán existiendo los grandes nombres, por una cuestión de prestigio, de linaje. Pero probablemente, junto al soporte escrito, habrá unos brazos internáuticos, digitales, en los que estará el grueso de los seguidores. El lector buscará la marca y accederá a los contenidos de esa marca a través, mayoritariamente, de la pantalla. Seguirá habiendo un reducto romántico, que por gusto y placer, seguirá leyendo el diario en papel. Aun así, la oferta audiovisual y digital acaparará a la mayoría de lectores.

Es curioso ver como en una facultad de comunicación, casi nadie lee el diario. ¿Es un cambio tan brusco respecto a tu generación? ¿O quizás se exagera demasiado?

Cuando yo estudiaba tampoco leíamos mucho el periódico. Sí que quizá lo leíamos más que vosotros, pero la impresión general era que se leía poco. Está claro que el periódico es el soporte principal y los estudiantes tendrían que entender que en la prensa no encontrarán noticias; para eso está la televisión, la radio. En el diario nos encontramos personas que dedican su vida a analizar e interpretar esas noticias, que buscan el sentido de lo que pasa, que hacen un análisis mucho más profundo, que no se quedan en la superficialidad informativa. A este tipo de gente no la encontrarás en la radio o en la televisión. El periódico es un punto de encuentro de gente que se forma para interpretar el mundo. Y, en mi opinión, el futuro de la prensa escrita también va por ahí, por la interpretación y el análisis como valores indispensables.

¿Qué consecuencias crees que está teniendo esta crisis del papel en la sociedad?

Soy incapaz de analizar eso, porque es muy fácil emitir juicios generales. Cuando yo nací, los que leían el periódico eran una minoría. Y en eso quizá no ha cambiado tanto la cosa. Siempre habrá un reducto minoritario de lectores, pero la realidad es que la mayoría de gente se informa de lo que pasa porque otro se lo cuenta, porque lo ha oído en la radio… y así ha funcionado el mundo siempre. Por eso no me gusta sacar conclusiones apocalípticas, ni juzgar mal la realidad.

Pasemos a la crítica televisiva. ¿Crees que la televisión actual es mínimamente satisfactoria?

Si escuchamos la opinión de la gente, claramente no. Hables con quien hables, te dirá que la televisión es un desastre, aunque yo eso lo he oído siempre. Creo que nunca ha existido una televisión que verdaderamente fuera formativa, gratificante y que satisfaga a todo el mundo. Nunca fue así; ahora tampoco y, por lo tanto, no creo que nunca sea así. La televisión responde al gusto de las audiencias y es imposible que haya una televisión que nos guste a todos.

Aun así, hace unos años, había programas televisivos excelentes, como las entrevistas que hacía Joaquín Soler Serrano en A Fondo, donde entrevistó a grandes personalidades del panorama español de entonces. Aunque ahora la televisión sea más plural y el espectador tenga más libertad para escoger, no encontramos programas de esta calidad. ¿Verdad?

Cuando era joven veía las entrevistas y eran maravillosas: Josep Pla, Jorge Luís Borges, Salvador Dalí…, personas a las que tú leías o admirabas, y tenías la oportunidad de ver en directo, expresándose. Pero… ¿Cuánta gente lo veía? Éramos cuatro gatos los que teníamos interés. Actualmente, aunque no lo parezca, la televisión tiene programaciones excelentes si se sabe buscar. Es el caso, por ejemplo, de Jaume Barberà en Singulars, donde puede entrevistar durante más de una hora a un personaje interesante. Por lo tanto, creo que sí, lo hay, pero está muy escondido y hay que buscarlo con pinzas.

¿Hasta qué punto crees que la televisión tiene que estar subordinada a los gustos de la gente?

Hay televisión pública y televisión comercial. La pública no tiene que estar necesariamente pendiente de los  gustos de la audiencia, sino que su obligación es dar un servicio a la sociedad. Ése debería ser el objetivo de la televisión pública, aunque no significa dar la espalda al entretenimiento, siempre que no sea buscando la audiencia a toda costa. En cambio, a la televisión privada se le pide rendimiento y es lícito que haga lo que le gusta a la gente. Quizá se puede pensar que es una forma de funcionar muy salvaje y muy injusta para mucha gente que piensa programas y se los tumban. Los programas se sostienen porque gustan o no gustan.  El “problema” no es lo que emite la televisión, sino lo que la gente pide que se emita. Y a la mayoría de gente le gustan las cosas sencillas.

¿Estás totalmente en desacuerdo con programaciones como los reality shows? ¿Los clasificarías como programación nefasta?

Como telespectador pienso que voy a ver lo que me interesa. Si eso es lo que interesa a la mayoría, yo me voy a callar, porque es lo que ven mis vecinos, mis amigos, es lo que pide la audiencia. Estar condenando todo el día a la televisión esconde un despotismo que a mí no me gusta. La televisión es un sistema democrático, se escoge por gustos de la mayoría. Lo interesante en todo esto es intentar entender porque les gusta. Hacer este ejercicio me convierte en crítico televisivo. Mirar la televisión des del punto de vista del antropólogo, buscando el sentido, con ojos divertidos. Quiero entender el porqué de la audiencia, no reírme simplemente de ella.

Hablando del papel de los medios de comunicación en la actualidad ¿crees que la prensa juzga demasiado a los personajes públicos? Estos últimos meses, por ejemplo, lo estamos viendo con el caso Urdangarín. ¿Se “asesina” a muchos personajes injustamente? ¿O es que esa es la función estricta de los medios?

La respuesta quizá es muy cruda: Dinero, dinero y dinero. Busca el dinero y encontrarás la respuesta. Si tienes una televisión privada y nunca habías podido hablar de la Casa Real, porque el beneficio que le podías sacar era insignificante en comparación a los problemas con los que te podías encontrar y de repente des de la misma Casa Real se dan indicios que dan pie a comentar el asunto, no lo piensas ni un minuto y vas más allá, orquestando pequeños juicios mediáticos. Y la gente lo sigue y no te paras, porque la gente son anunciantes y los anunciantes son dinero. A las televisiones les da igual que el Duque sea culpable o inocente; no les interesa en absoluto la verdad; solo están intentando llamar la atención hablando a tumba abierta de un tema del cual no se podía hablar hasta ahora. Y eso es un descubrimiento tan jugoso que las televisiones lo explotarán hasta que la gente se canse. La prensa es más cuidadosa porque tiene encima la prosopopeya de la moralidad y la ética. Aun así, pondrán portadas sobre el tema, porque saben que la gente que se para en el quiosco va a fijarse en la portada y lo va a comprar. Urdangarín es una mercancía que ahora se cotiza alto.

¿Crees que los medios están demasiado politizados?

Por una inercia histórica, han tenido la política en primer plano, quizá hasta un punto excesivo. En la opinión, creo que lo están y es inevitable que lo estén. Al final un diario es un núcleo de poder, de opinión y en el ejercicio de su trabajo crea complicidades y adversarios. Siempre habrá medios cómplices a unos grupos políticos más que a otros y eso es inevitable y forma parte del juego de la democracia. Lo que es importante es que el ciudadano sepa que existen estas complicidades y que, sabiendo eso, decodifique lo que lee en función de ese conocimiento.

Des de tu experiencia en el mundo de la comunicación, ¿qué nos dirías a la próxima generación de comunicadores?

Fundamentalmente, que tengáis curiosidad por todo. Para saciar esa curiosidad tenéis que leer revistas, libros… porque un libro lleva a otro libro y así sucesivamente. La clave es tener curiosidad, no emitir juicios porque sí, no juzgar la realidad, sino sentir curiosidad por ella. Mirar la televisión y escuchar la radio, fijándonos en cómo enfocan la información. Estar al día de la película que sale, el libro que tiene éxito… En definitiva, estar con las antenas siempre abiertas y dispuestos a escuchar a los otros. Finalmente, hacer el esfuerzo de argumentar las opiniones. Tener esa mirada distante pero cercana, la mirada del antropólogo, que intenta entender el funcionamiento de una comunidad. Y un periodista, al fin y al cabo, tiene que explicar cosas a otros y esa humildad de acercarse a los otros y entenderlos, es indispensable para ser un buen comunicador.

Un comentario el “Víctor Amela

  1. Ari, segons la meva opinió, l’entrevista es mereix un deu. És impressionant compartir una xerrada amb el gran Victor Amela i tu per sort, has tingut el honor de poder estar una estona amb ell. És un gran periodista, de fet és el meu preferit perquè sap defensar-se davant de qualsevol tema i això és el que ha de ser un bon periodista. Moltes felicitats per la bona feina que has fet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: